OT PetShop - шаблон joomla Книги

Se acaba el año y llega el momento de hacer balance de las cosas pendientes con y para nuestra mascota. ¿Cuáles serán nuestros propósitos para empezar el año con pie derecho? ¿Qué cosas tenemos pendientes que deberíamos prestar la atención que merecen? ¿En qué podemos mejorar?

Nuestra mascota es un miembro más de la familia y cómo tal les incluimos en nuestros nuevos propósitos cuando empieza un año nuevo. Es un buen pretexto para hacer todas aquellas cosas que tenemos pendientes.

A continuación hablaremos sobre 10 posibles buenos propósitos para mejorar nuestros hábitos y poder dar a tu mascota una mejor calidad de vida. ¡Empezamos!

Propósito número 1: salir a pasear más y durante más tiempo.

En muchas ocasiones es uno de los mayores propósitos a mejorar; sacar más tiempo para dedicárselo a nuestros perros y dar paseos más largos, incluso hacer deporte con ellos.

El ejercicio será beneficioso para ambos y mejorará nuestra relación. Evitar el sedentarismo  es fundamental para evitar enfermedades como la obesidad. Actualmente entre el 20 y el 40% de los perros de los países industrializados parecen obesidad.

Propósito número 2: la esterilización.

A pesar de que conocemos los beneficios de la esterilización, somos muchos los que por unas razones o por otras no lo hemos hecho aun, pues es hora de poner una fecha. Es una forma de proteger la salud de tu mascota y evitar la sobrepoblación.

Propósito número 3: la limpieza dental

Sobre todo a partir de los 2 años de edad, que ya tienen toda la dentadura de adulto, es muy importante mantener los dientes limpios. 

Recuerda que los perros más pequeños son más propensos a sufrir problemas dentales. Y que éstos pueden derivar en situaciones que entrañan una mayor gravedad.

Propósito número 4: mejorar los hábitos alimenticios

Dejaremos de darle comida que no sea la suya. ¡Se acabó compartir plato!

Como siempre decimos, la alimentación es la base de su salud, y debemos cuidarla. No les hacemos ningún favor dándoles restos de nuestra comida (además contribuye a un cambio en el pH de la boca y esto favorece el crecimiento bacteriano, el resultado es más placa y sarro).

Y si nuestra economía lo permite debemos intentar dar el pienso de alta calidad que mejor le vaya a nuestro perro, de esta forma estará mejor alimentado y protegido frente a posibles enfermedades.

Propósito número 5: curso obediencia básica

La educación de nuestro perro es muy importante para el bienestar físico y mental de nuestra mascota, para fortalecer los lazos entre mascota y dueño y para la seguridad con otros perros.

Y es muy importante estar en unas buenas manos, elegir al adiestrador es vital.

Propósito número 6: viajar con nuestra mascota

Viajar con nuestra mascota es cada vez más fácil. Cada vez hay más hoteles que permiten mascotas y muchos lugares en los que podemos estar con ellos tranquilamente.

El viaje debe ser siempre seguro y cómodo para nuestra mascota. 

Propósito número 7: ser más cívicos, recoger todos los excrementos  de la calle

¡No hay excusas!  Debemos sera mas cívicos ya que cada vez hay más hogares con mascotas.

Propósito número 8: correcta desparasitación durante todo el año

Una correcta desparasitación es esencial para la prevención de muchísimas enfermedades. El coste que supone la desparasitación es mucho mejor de lo que puede ser un tratamiento para una enfermedad transmitida por estos parásitos como puede ser la Leishmania. Por lo tanto ese esfuerzo económico que suponen las medidas preventivas es una inversión a largo plazo, si así evitamos estas enfermedades.

Propósito número 9: vacunación y visitas periódicas al veterinario.

Aprovecha la vacunación anual para hacer una revisión en el veterinario, es la mejor forma de garantizar su salud.

Propósito número 10: educar a tu perro en casa y tener unas normas.

Si decides que no se puede subir al sofá, ¡se acabó! Sé firme y no le dejes ni una vez más. Deberás ser coherente con las órdenes o no lo aprenderá nunca. No vale ahora si puedes y ahora no. Un perro educado es mucho más feliz y equilibrado.

 

Tomado de Petuluku